in-post-perdida-auditiva

¿Qué es la pérdida auditiva?

Una pérdida auditiva es una sensibilidad reducida a los sonidos que normalmente puede oír el ser humano.
Existen distintos tipos y grados de pérdida auditiva que, en la mayoría de los casos, pueden tratarse.

Algunos signos y síntomas típicos de la pérdida auditiva son los siguientes:

1. Parece que los demás hablan entre dientes, y cuesta entender a otras personas cuando hablan o susurran.
2. Se pide con frecuencia a los demás que hablen más despacio, más claro y más alto.
3. Dificultades para oír la televisión y la radio al volumen que los demás consideran normal.
4. Las personas se retiran de algunas actividades sociales por la dificultad para oír y comunicarse.

Tipos de pérdida auditiva

Las pérdidas auditivas pueden ocurrir a cualquier edad y por diferentes razones, pero por lo general existen tres tipos de pérdida auditiva: pérdida de transmisión, neurosensorial y mixta (que es una combinación de las dos anteriores).
La causa general y más común de una pérdida auditiva es la edad y la sobreexposición a fuertes ruidos.
Sin embargo, la pérdida auditiva también se puede dar:
como resultado de una infección durante la gestación
a través de una infección del oído medio
después de una lesión en la cabeza
si se perfora el tímpano
como resultado de algunos tratamientos de cáncer
como resultado de la administración de ciertos medicamentos

Grados de pérdida auditiva

Una de cada seis personas mayores de 50 años tiene problemas auditivos y requiere algún tipo de ayuda para la amplificación de los sonidos. La pérdida auditiva va de leve a media, grave y profunda.

Cuando se tiene una pérdida auditiva leve, nuestra capacidad para entender el habla disminuye. Las personas que sufren de una pérdida auditiva profunda no pueden comprender el habla.

En cada nivel de pérdida, muchos tipos de sonidos se hacen difíciles de oír o simplemente no se pueden oír. Sonidos como el canto de los pájaros, las voces bajas o aparatos como el teléfono resultan difíciles de oír.