Derriba los mitos y atrévete a usar lentes de contacto.

Sabemos que utilizar anteojos ópticos para corregir nuestros problemas de vista con sus innumerables opciones de colores y texturas nos ayuda a expresar nuestra personalidad, resaltando nuestro estilo y look, pero existen ocasiones en que necesitamos libertad para hacer las actividades que más nos gustan. La verdad es que la solución está al alcance de nuestras manos, pero los mitos y prejuicios sobre los lentes de contacto son tantos, que nos alejan de esta increíble alternativa. Te invitamos a continuación a conocer todo acerca de ellos para que te atrevas y los utilices. 

LOS MITOS MÁS COMUNES ACERCA DE LOS LENTES DE CONTACTO


Con lentes de contacto tendrás más infecciones

¡Craso error! Ninguna persona, que ocupe o no lentes de contacto está exento de tener infecciones, y atribuirlas netamente al uso de éstos, es una acusación bastante injusta. Son millones las personas alrededor del mundo que los utilizan. Para evitar este mal rato, sólo debes tener buenos hábitos de limpieza, cambiar tus lentes en el tiempo determinado y seguir las instrucciones tanto de tu médico como las del fabricante.  

Mis lentes de contacto se caerán

Hace muchos años atrás, a algunos usuarios de lentes de contacto sí se les caían haciendo deportes u otras actividades, pero hoy con nuevas y mejores tecnologías, la materialidad de los lentes es mucho más moderna y se ajustan muy bien al globo ocular, por lo que es muy extraño que se caigan.

Es muy difícil usar lentes de contacto

El refrán “la práctica hace al maestro” se adapta en un 100% al uso de lentes de contacto. Si bien la primera vez que se utilizan lo más probable es que te pongas nervios@ por introducir un objeto extraño a tu ojo, cuando pierdas el miedo te sentirás muy cómodo. Los lentes de contacto son imperceptibles y se adaptan completamente a la forma de tus ojos. Si te los pones bien, no debes sentirlos. Su material es tan increíble que no es extraño que se te olvide sacártelos.

Si tengo dos patologías no puedo usar lentes de contacto

Tengas miopía, astigmatismo, hipermetropía, presbicia o vista cansada, los lentes de contacto te sirven para corregir tu visión. No te preocupes y pide unos de prueba a ver si te acomodan. Éstos te permiten tener visión periférica y son bastante prácticos para hacer deporte o evitar anteojos empañados o mojados cuando llueve, es la mejor opción. 

Los lentes de contacto se pierden tras el ojo

Que los lentes de contacto se pierdan en la cavidad ocular es casi imposible, por lo que no debes tener ese miedo. Hay una membrana ligada al interior de los párpados que impide el paso de éstos hacia la parte posterior del ojo.

Tendré que dejar de usar maquillaje si decido usar lentes de contacto

Si bien hay maquillaje que puede causarte irritación, el mero hecho de usarlas, no aumenta la posibilidad de que tengas problema. Sigue utilizando el maquillaje que regularmente utilizas y procura que este no entre en contacto con tus lentes. Si te llegara pasar algo, consúltalo con tu oftalmólogo y por supuesto deja de utilizar el maquillaje inmediatamente. 

Los ojos necesitan por lo menos un día sin lentes de contacto para que “respiren”

¡Falso! La mayoría de los lentes de contacto están hechos con materiales blandos y respirables, por lo que puedes usarlos todos los días, ¡incluso puedes dormir lentes de contacto especiales! Sólo si tu oftalmólogo o contactólogo te lo prescriben, debes descansar el ojo.

Sólo los adultos pueden utilizar lentes de contacto

Este es uno de los mitos más divertidos sobre su utilización. Tanto niños como adolescentes ocupan lentes de contacto y miles de profesionales lo recomiendan, sobre todo para evitar caídas y roturas tanto de vidrios como de marcos ópticos. Quienes los utilicen, sólo deben ser responsables y estar al tanto del trato de estos nuevos compañeros.